manifestando tu grandeza


2. La Autoestima

En nuestro país tenemos una percepción del concepto de autoestima exactamente al revés de lo que significa realmente. Todas aquellas personas que aparecen con desplante o fuertes de carácter son en realidad todo lo contrario, tienen una autoestima baja. Una persona con autoestima sana no necesita alterarse ni levantar la voz para decir lo que tiene que decir. Si opinamos distinto no le afecta, no necesita que los demás lo aprueben para mantener su comodidad interior.

La expresión bien conocida : "tiene un carácter fuerte", no es más que un manejo lingüístico para tapar nuestro mal genio y está lejos de ser un carácter fuerte, es más bien un carácter débil.

La verdad es que es el miedo lo que nos hace buscar protección con estrategias de defensa. Muchas veces recurrimos a la violencia como forma de protegernos, y necesitamos crear una ilusión de autoestima, siendo en realidad manipulados por ese miedo. Ese miedo esta relacionado a hechos de nuestro entorno, que nos involucran. Elevando nuestra autoestima nos permite diminuir la cantidad de cosas que aparecen amenazantes allá afuera. Esto trae el tema de la consciencia, de modo de estar conscientes de los hechos que nos producen reacciones de miedo. Si queremos sanar nuestra autoestima, es conveniente tener el despertar necesario para comprender los hechos tal como se producen sin interpretación. Así, el primer paso para obtener una autoestima sana es el despertar.

Es útil aclarar que lo contrario de autoestima no es hetero-estima o estima de los otros, sino que la desestima propia. Si todos estamos física y mentalmente aptos para lograr lo que queremos, que es lo que ocurre dentro de nuestro ser que hace que no creamos poder lo que obviamente podemos. Existe algo así como un banco interno, con los fondos emocionales que nos dirigen a través de nuestro subconsciente para lograr lo que creemos poder (Creo Ser), y no lo que realmente podemos (Soy). Este banco interno está formado por nuestras experiencias, que dejan un residuo específico de acuerdo al filtro de nuestras creencias personales de lo que pensamos que es. Otro enfoque de esto mismo, es que tenemos estadísticas mentales de acciones que prueban que no podemos hacer/realizar/crear algo. Así, inseguridad de hacer/realizar/crear algo se puede traducir como seguridad de nuestra incapacidad, avalado por nuestra experiencia filtrada por nuestras creencias.

Cada uno de nosotros es valioso por existir, somos seres completos, disponemos de todos los recursos internos para proyectarnos, viendo al mundo de la forma que nuestra realidad interior nos permite ver el mundo exterior. De esto es obvio que podemos modificar nuestra realidad interior. Dicha realidad interior es percibida de acuerdo a nuestra estrategia para buscar la información y recursos internos en la obtención de nuestras metas. Esto es, si consideramos que la vida sólo transcurre (simplemente es), lo que cambia es como la percibimos. Una persona depresiva o pesimista utiliza una estrategia de búsqueda que resalta hechos negativos. Una persona optimista o positiva resalta en su mente los aspectos positivos de su experiencia. Cada una de estas actitudes frente a la vida está respaldado por un soporte mental, que es un dialogo interior que recibe el nombre de pauta explicativa.

Todo esto hace que nos conozcamos poco a nosotros mismos, debido a que como nos resulta difícil escapar a nuestra evaluación constante. En algunas formas esta autoevaluación es superficial, nadie quiere someterse voluntaria y abiertamente a una evaluación aunque sea personal.

Es importante considerar el aspecto de la energía personal. Este es un tema de conversación no formal, pero difícilmente aceptable como explicación clínica de una causa o mal. Sin embargo, la energía personal tiene una relación bidireccional con nuestro diálogo interior. Si nuestra mente compara con percepción negativa para nosotros, se traduce en una baja de energía. Si bajamos la energía, se traduce en un diálogo interior pesimista. En sentido positivo esto también es válido.

¿ Qué es la Autoestima ?

Nuestro lenguaje es preciso, pero lo usamos vagamente, esto es ; utilizamos muchas palabras que no entendemos su significado en profundidad. Entre las palabras que usamos y cuyos conceptos asociados están difusos está autoestima. El vocabulario representa ideas de lo que somos o creemos ser, así, si tenemos ideas equivocadas asociadas a un concepto reconocido y valorado, pudiéramos aspirar ser algo diferente de lo que realmente quisiéramos ser. Por otro lado, un mal entendimiento del concepto, podría limitarnos de querer ser ese concepto. Por eso es importante entender exactamente lo que significa la palabra Autoestima, para saber si representa un concepto o estado que consideramos deseable y además alcanzable. No podemos entender autoestima desde el punto de vista externo, esto es, como nos ven/hieren/premian los demás, tampoco desde un punto interno, esto es ; como nos vemos/herimos/premiamos a nosotros mismos. Es conveniente entender autoestima como un equilibrio entre el mundo interno y externo. Esto porque la autoestima está determinada por nosotros y nosotros estamos influenciados por el mundo externo.

Antes de presentar una definición formal, es interesante aclarar que la Autoestima no está relacionada con lo que SOY sino que con lo que CREO SER. Para ello, consideremos la siguiente definición :


Respeto a uno mismo Actitud positiva hacia el derecho de vivir, de ser feliz y de merecerla. Sentimiento de que la alegría y la satisfacción son derechos innatos naturales. Reafirmarme en mi valía personal.
Eficiencia Personal Confianza en el funcionamiento de mi mente. En mi capacidad para entender, pensar y aprender. Capacidad para entender los hechos de la realidad que entran en el ámbito de mis intereses y necesidades. En creer en mi mismo. En la confianza en mi mismo.

Ambos elementos de la definición permiten el equilibrio entre el mundo externo y el interno. Entendiendo por mundo interno el amor a nosotros mismos, y por eficiencia personal a la capacidad de lograr lo que me propongo, esto es : el mundo externo. No quiero dar a entender que una persona con una autoestima sana piense conscientemente en referencia a estos componentes, sino que si analizamos la experiencia individual de autoestima, ineludiblemente los encontramos. Para tener una experiencia de autoestima sana, ambos componentes deben estar presentes.

Aceptarse a uno Mismo

He sufrido muchas desgracias, que nunca llegaron a ocurrir.

Mark Twain

Como distinguimos entre lo que somos y lo que creemos ser ?, tal vez esta es la pregunta clave. Sin embargo, uno puede hacer un examen de consciencia y determinar lo que exactamente somos a partir de lo que sabemos que podemos lograr. Todo aquello que no podemos (o sentimos que no podemos) es un espacio de posibilidades de crecimiento, y aceptar conscientemente que lo que creemos que no podemos hacer o lograr es parte de lo que somos.

Es difícil diferenciar entre autoestima y aceptarse a uno mismo, sin embargo, es necesario distinguirlos. Mientras la Autoestima es algo que experimentamos, la aceptación de uno mismo es algo que hacemos. Aceptarse a uno mismo es algo que hacemos y logramos cuando nos orientamos a metas positivas en la medida de nuestras posibilidades, eliminando las expectativas no alcanzables. Cuando cambiamos el diálogo interno (pauta explicativa) con nosotros mismos, también estamos aceptándonos. Frente a una situación podemos culparnos y decirnos : torpe, estúpido, cómo se te ocurre hacer esas cosas, etc. Podemos cambiar el enfoque de acción considerando que No existen éxitos ni fracasos, sólo resultados, este enfoque permite orientarse al resultado final y no a la acción contingente que estamos evaluando. Así, un resultado negativo orientado al resultado esperado final, se convierte en experiencia. Esto nos permite cambiar el foco de atención de la evaluación del error, a la evaluación de la experiencia de aprendizaje.

Es posible entender por autoaceptación al reconocimiento responsable de los rasgos físicos y psíquicos que nos limitan y empequeñecen. Tener consciencia de que nuestra dignidad innata como personas es que sin importar nuestros errores o las maldades que hagamos, nunca dejaremos de ser seres humanos falibles.

Referencia Interna vs Externa

Otro aspecto importante a considerar para el guerrero del ser, es distinguir el porqué hago lo que hago, cual es mi motivador para hacer. ¿ Hago lo que hago porque quiero hacerlo o porque alguien espera eso de mi ?. Dicho de otra forma ; La referencia o motivo para hacer lo que hago es interna a mi o externa a mi.

Un símbolo de buena autoestima es una fuerte referencia interna. Esta cualidad refleja la seguridad de alguien en sí mismo. Una persona que hace algo porque le gusta, y no necesita la aprobación de otros, que está contento consigo mismo, tiene referencia interna. Una persona que hace algo porque necesita la aprobación del medio tiene referencia externa y se posterga para hacer algo que está probado o validado por el medio en que se desenvuelve.

Una forma de crear una fuerte referencia interna, está en modificar la estrategia de búsqueda de recursos internos para lograr objetivos. Otra forma es, cambiar la pauta explicativa de los hechos del mundo.

Creencias que potencian la Autoestima


Una creencia no es una estrategia, no es una forma de hacer, no es un tipo de comportamiento. Una creencia es una generalización sobre cierta relación existente entre experiencias. Así, las creencias no están basadas en la realidad, ninguna evidencia ambiental o conductual cambiará una creencia. Es de extrema importancia nuestra autoestima porque influencia creencias sobre nuestra forma de actuar, y nuestra forma de actuar influencia nuestra autoestima. Tenemos así una profecía autocumplida, en la forma como construimos nuestro mundo interior es como lo exteriorizamos, por este motivo es importante desarrollar nuestras potencialidades internas partiendo por el motor que genera las demás potencialidades, a saber ; nuestra autoestima.

Entre las creencias que favorecen una autoestima sana están las siguientes :

  • Todo ser humano tiene los recursos internos necesarios para lograr el crecimiento y desarrollo de su ser.
  • Todo comportamiento humano tiene una intención positiva y un contexto donde es adecuado.
  • Si lo que haces no consigue lo que quieres, haz algo diferente.
  • No existen éxitos ni fracasos sólo resultados, y puedes usarlos como realimentación.
  • No es lo mismo ser ignorante que incapaz. No saber como no significa incapacidad.
  • No es necesario entender todo para valerse de todo.
  • Yo soy capaz.

Muchos subestiman su capacidad de aprender y crecer, de generar cambios en nuestro interior y crecer en el intento. Es recomendable favorecer creencias sobre nuestra capacidad de aprender (cambiar).

 
Volver al inicio
Volver a Artículos y Notas
 
 

<<   Volver I InicioSpencer Consulting I Contacto

  Avda Eliodoro Yañez 1649 - Of 302 - Providencia - Santiago
Fono : (56-2) 269 5553 - FAX : (56-2) 269 8754